Llega el CETA

JAVIER GARCÍA
La UE firma con Canadá el CETA mientras que la amenaza del TTIP sigue en la recámara

 

El Acuerdo Integral de Economía y Comercio, más conocido como CETA, acaba de ser firmado por la Unión Europea y Canadá. El CETA es un tratado de comercio e inversiones, parecido al TTIP. Lleva cocinándose cinco años en medio de un secretismo casi total. ¿Cómo es posible que un tratado que puede afectar a nuestras vidas sea aprobado sin debate público y con nula transparencia? ¿Es esa la democracia que nos brinda Bruselas?
El CETA es un Caballo de Troya del TTIP porque permite el mecanismo de arbitraje conocido como ISDS, por sus siglas en inglés. Dicho mecanismo permite a los inversores extranjeros denunciar a un Estado ante un tribunal de arbitraje. 41.000 empresas estadounidenses afincadas en Canadá podrán usar este mecanismo.
ARBITRAJE
La perversidad de este tribunal de arbitraje es múltiple. Se trata de un tribunal privado que sólo puede utilizar la multinacional. Un estado soberano no puede denunciar ante el mismo la violación de los derechos humanos o ambientales por parte de la corporación. Sin embargo, si la multinacional entiende que un cambio de legislación pone en riesgo su inversión sí puede acudir al arbitraje e incluso exigir no tener ninguna comunicación con el estado al que ha demandado. Un arbitraje sin mediación donde todas las ventajas están del lado de la multinacional.
Este mecanismo de arbitraje supone la supeditación de la soberanía nacional frente a los intereses corporativos. Y hay ejemplos muy ilustrativos. En 2013, la subida del SMI en Egipto fue denunciada por la transnacional francesa Veolia que entendió que esa medida perjudicaba sus intereses. En 2012, Ecuador pagó 2.300 millones de dólares, a Occidental, una compañía petrolera estadounidense, después de que el tribunal de arbitraje decidiera que poner fin al contrato de esta petrolera equivalía a una expropiación a pesar de que la empresa hubiera violado el contrato. El mismo año, Eslovaquia fue condenada a pagar a la aseguradora holandesa Achmea 29,5 millones de euros, el equivalente a todo su presupuesto en Sanidad, cuando el nuevo gobierno electo decidió revertir el proceso de privatización del sistema sanitario.
CIADI
Uno de los principales tribunales de arbitraje al que acuden las multinacionales es el CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones), un organismo del Banco Mundial, que ha sido muy criticado por su tendencia a beneficiar a las empresas frente a los estados. El CIADI basa sus resoluciones en los tratados bilaterales de protección de inversiones ignorando las legislaciones estatales en materia laboral o medioambiental.
AMENAZAS
Los peligros del CETA amenazan a la agricultura mediterránea. Las pequeñas explotaciones de cooperativas o agricultores que todavía sobreviven en Andalucía se verán en peligro por la competencia feroz de la explotaciones agroindustriales canadienses con centros de engorde de 100.000 aves o 20.000 cerdos. Estas macroexplotaciones no sólo atentan contra el bienestar animal sino que además usan herbicidas como el glisofato, considerado por la OMS como cancerígeno.
Otra amenaza es que sólo el 10% de las denominaciones de origen están protegidas. Por ejemplo, denominaciones de origen como el queso de Cabrales o el jamón de los Pedroches no lo están y corren peligro. Las carnes canadienses no tienen los filtros de calidad europeos. En 2012 y 2014, la bacteria E coli fue encontrada en envíos de carne provenientes de una planta en Alberta que procesa el 40% de toda la carne de bovino de Canadá. El CETA no prohíbe los organismos genéticamente modificados. En Canadá, el maíz, la soja, el salmón, las manzanas son transgénicos. Productos que podrían llegar a nuestras despensas. 
Con el CETA los servicios públicos también corren peligro. Se establece un mecanismo perverso, llamado lista negativa, por el cual todos los servicios estarán sujetos a liberalización, es decir, a la privatización, excepto aquellos que se citen explícitamente.

Tags: CETA, TTIP, CANADÁ, Unión Europea, CIADI

ImprimirCorreo electrónico