Libertad para Andrés

NÉSTOR SALVADOR Y  PEDRO A. HONRUBIA
El encarcelamiento de Andrés Bódalo es un ataque directo a lo que representa el sindicalismo combativo andaluz.

 

El pasado miércoles día 30 de Marzo detuvieron a nuestro compañero Andrés Bódalo. Desde la noche del  29 un grupo de compañeros y militantes del SAT estábamos acompañando Andrés y desde primera hora de la mañana numerosos medios de comunicación hicieron presencia, las diferentes televisiones estatales estuvieron conectando en directo y hablando con los dirigentes del sindicato. Desde entonces el SAT, apoyado por otras personalidades y organizaciones, no ha parado de luchar para pedir su excarcelación. Dos grandes manifestaciones han tenido lugar en su pueblo natal, Jódar, mostrando que Andrés no está solo y que ni sus compañeros ni su pueblo olvidan/olvidamos todo lo que Andrés ha hecho por nosotros y nosotras durante décadas de lucha por los derechos de todos y todas.

 

La posición ante el encarcelamiento de Andrés  fue siempre de resistencia pasiva, en primer lugar resistir acampados junto a él, hasta que apareciera  a buscarlo la policía, el origen de lo que sería y es todavía la acampada Libertad, lugar desde donde se organizan las acciones de protesta por la detención de Andrés como la protesta realizada ante la cárcel, las citadas manifestaciones organizadas en el pueblo de Andrés (Jódar), la recogida de firmas para su indulto e inmediata excarcelación, los llamados a las diferentes uniones locales y movimientos sociales para que se movilicen en sus ciudades.  Lucha pacífica por la libertad de un compañero cuyo único “delito” real consiste en haber estado durante años defendiendo nuestros derechos, siendo una de las caras más reconocibles de nuestro sindicato, aportando todo lo que ha estado en su mano para que las clases populares no se rindan nunca en su lucha por un mundo mejor y una sociedad más justa. Es por ello que los medios del capital lo han criminalizado.

 

Durante este tiempo hemos vivido como los medios de comunicación, especialmente Antena3, criminalizaban a nuestro compañero y a nuestro sindicato: Esto no es nuevo, ya lo vivimos durante las acciones del Mercadona y es una constante en la existencia del SAT. El SAT es incómodo para el poder establecido y sus militantes, especialmente aquellos más movilizados y activos en las luchas, somos todos “enemigos de estado”.  No por casualidad somos el sindicato más represaliado de Europa.

 

Por eso resulta llamativo ver como gente que milita en los movimientos sociales se sorprenda de que los medios de comunicación, incluidos esos que se denominan “progresistas”  -como la Sexta y la Cuatro-,  cuando llega la ocasión también criminalicen al movimiento sindical soberanista andaluz. Ya lo advirtió Malcom X “Si no estáis prevenidos ante los medios de comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido”.  El caso de Andrés es uno más de la larga lista de intentos de construcción de enemigos internos creada por el régimen español, se suma a los clásicos del independentismo vasco, el independentismo catalán, los movimientos anarquistas, Venezuela, PODEMOS, y demás: una ofensiva ideológica y de propaganda contra todo aquello que escape del control del régimen. La prensa del régimen ni es libre ni es neutral.

 

Frente a ese miedo que intentan inculcar los medios, las intervenciones de nuestros Portavoces Diego Cañamero y Oscar Reina apuntan a la clave del problema:  el encarcelamiento de Andrés es un ataque directo al sindicalismo combativo que representa Andrés, se está usando además para atacar a PODEMOS, partido por el que Andrés Bódalo encabezó la lista al congreso de los diputados en la provincia de Jaén y a las candidaturas municipales de las cuales Andrés es concejal, como ya analizamos en otro artículo.

 

Bódalo lleva pues un mes en prisión como mensaje al conjunto de todas aquellas personas y organizaciones que se movilizan en las calles y en las instituciones para devolver la dignidad y la democracia al pueblo, que luchan en defensa de los derechos de todos y todas, que no están dispuestos a quedarse quietos ante los graves ataques que venimos sufriendo las clases populares en forma de recortes sociales, leyes represivas y políticas austericidas.

 

El estado pretende asustar a quienes luchan y mostrarse firme en sus medidas represivas. Pero nosotros y nosotras debemos responder con el único mensaje que tenemos a nuestra disposición: más lucha, más movilización, más apoyo popular a todos y cada uno de los actos que se hagan por su libertad en cualquier punto del estado, así como a los sindicatos combativos y a las organizaciones políticas que pueden y deben llevar nuestra voz a las instituciones en nuestros pueblos y naciones. Que sepan que Andrés no está solo y que su lucha es nuestra lucha, que su fuerza es nuestra fuerza y que su ejemplo es nuestro ejemplo. Lo queremos en la calle y lo queremos ya.

 

Lo queremos en la calle y activo, como siempre ha estado, en la defensa de los derechos de todos y todas, aportando su experiencia y valentía a nuestras luchas, y no vamos a parar hasta conseguirlo. Andrés es uno de los nuestros y lo queremos ya de vuelta entre nosotros. Si el estado piensa que puede vencernos, con presiones y chantajes, es que no nos conoce: esa es precisamente una de las principales lecciones que hemos aprendido de Andrés y que no vamos a olvidar jamás.

 

¡Andrés Bódalo Libertad!

ImprimirCorreo electrónico