IV CONGRESO

 

VII. Nuestras tareas

 

64. IMPULSO DEL SINDICALISMO ANDALUZ DE CLASE. El SAT, donde se integra el SOC, es la referencia sindical de la CUT y constituye, desde el máximo respeto hacia su propia organicidad, la pata sindical de nuestro proyecto. La participación e intervención de nuestra militancia en el SAT se realizará teniendo siempre como objetivo unir y sumar, construir y desarrollar. La CUT, desde nuestra autonomía organizativa, asume, en la medida de nuestras posibilidades, la agenda del SAT.

 

65. LUCHAR POR NUESTRA IDENTIDAD NACIONAL. La combinación de movilización social y reivindicación nacional es el mejor escenario para el desarrollo de nuestro proyecto. La protesta contra la toma de Granada, el homenaje a Blas Infante y el 4 de Diciembre son hitos anuales en los que la CUT debe involucrarse muy activamente. También hay que tener en cuenta dos fechas importantes que hay que poner en valor: el 21 de julio, día de la independencia de Andalucía, y el 13 de Agosto, asesinato de Javier Verdejo. La primera fecha recuerda la hazaña independentista de 1873 cuando tras derrotar al ejército español en Despeñaperros las fuerzas cantonalistas andaluzas declararon la «independencia del Estado Andaluz». La segunda fecha recuerda el asesinato de nuestro camarada Javier Verdejo, militante de la Joven Guardia Roja, por las fuerzas represivas españolas cuando realizaba una pintada con el lema «Pan, Trabajo y Libertad».

 

66. FORTALECER IU POR LA BASE. La contradicción entre el programa y la acción política, entre unas señas de identidad de izquierdas y un gobierno con el PSOE, que es parte de La Troika, entre una militancia que lucha en los sindicatos y movimientos contra los recortes y la pertenencia a un gobierno andaluz que recorta por imperativo legal constituye una contradicción permanente en el seno de IULV-CA. Esta contradicción justifica un movimiento de base que sea capaz de dialogar y convencer pacientemente desde el discurso y el ejemplo al conjunto de la militancia. IU por la Base, donde participan en pie de igualdad adscritos y adscritas de las diferentes sensibilidades, corrientes y partidos, es el escenario privilegiado de confluencia en pos de la recuperación del proyecto de IULV-CA que hoy adolece de una notable adulteración.

 

67. PARTICIPAR EN LOS MOVIMIENTOS SOCIALES. La CUT seguirá interviniendo en los movimientos de solidaridad internacional (Sahara, Palestina, Cuba, etc), en las plataformas contra la guerra y las bases, en el movimiento antiglobalización, en las luchas por la vivienda apoyando las corralas, en las movilizaciones por los derechos democráticos y contra la represión, por la recuperación de la memoria histórica, en las batallas por los derechos humanos, contra el racismo y el fascismo, etc. Dicha intervención la realizamos desde una deontología que respete la autonomía de los movimientos sociales, garantice su unidad y potencie la movilización.

 

68. CONSTRUIR LA OPOSICIÓN DE IZQUIERDAS A LOS GOBIERNOS DE LA TROIKA. El impulso y participación en las movilizaciones contra los recortes neoliberales es un deber revolucionario. Sea el SAT, las diferentes Mareas o el bloque crítico es fundamental estar en las movilizaciones contra las medidas neoliberales que toman los diferentes gobiernos.

 

69. CONSTRUIR EL INTERNACIONALISMO obrero mediante el fomento de asociaciones supranacionales entre las organizaciones revolucionarias del mundo.

 

70. IMPULSAR LA LUCHA IDEOLÓGICA. Definir y desarrollar una estrategia política propia para la Batalla de Ideas. La CUT debe liderar, con el mismo énfasis y radicalidad que las batallas sindicales o por los derechos sociales, un proyecto para la hegemonía de las ideas y los principios que son nuestra identidad y nuestra alternativa al capitalismo, para hacer de la CUT un referente nacional, estatal e internacional del pensamiento crítico.

 

 

 

Imprimir