IV CONGRESO

 

V. Propuestas programáticas

 

42. No debemos pasar por alto el doble objetivo que persiguen los gobiernos que impulsan e implantan recortes, por un lado aprovechar la crisis para consolidar una auténtica dictadura del capital, y por otro convencernos que no hay otra salida, que los recortes son inevitables y que no existe alternativa posible. Así, hemos comprobado como las medidas de austeridad puestas en práctica por los gobiernos del PSOE (no lo olvidemos) y el PP siempre supusieron una apuesta decidida por salvar a los bancos. Hemos asistido con indignación y perplejidad al rescate de la banca y no al de las personas, y las dramáticas consecuencias de las medidas puestas sobre la mesa no se han hecho esperar; así en los últimos años, en los que hemos soportado dos reformas laborales, ajustes durísimos, miles de desahucios, recortes en políticas sociales, etc., 12 millones de personas, entre ellas 2,5 millones de niños y niñas, han sido arrojadas a la pobreza.

 

43. Cinco años después del inicio de esta crisis, no debemos dejar de recordar que el origen de la misma hemos de situarlo en el fracaso del modelo neoliberal auspiciado por el capitalismo, y que cualquier intento por salir de la misma desde ese pensamiento no es posible. La gravedad de la crisis económica ha puesto en crisis al propio sistema capitalista. Por eso hay que pararlos, por eso nuestra obligación es poner las condiciones para superarlo, poniendo en marcha una alternativa basada en un modelo social, económico y político alternativo, un modelo anticapitalista, todo ello sin olvidar que estamos ante una ofensiva ideológica sin precedentes por parte de la derecha para reducir al máximo la política, la democracia y a sus representantes; una ofensiva que cuenta con un importante respaldo de parte de la sociedad. Partiendo de este análisis se hace necesario combatir el neoliberalismo desde la movilización y desde la elaboración y concreción de un Programa Político Social Alternativo puesto al servicio de los millones de hombres y mujeres que sufren a diario las consecuencias de una crisis que no provocaron.

 

44. NO AL PAGO DE LA DEUDA ILEGÍTIMA. No al pago de la deuda privada. Ni un euro más para rescatar a la banca y al sector financiero. Recuperación de los fondos públicos donados a los bancos. Investigación imparcial e independiente de los hechos que han provocado estos agujeros negros en las entidades financieras. Procesamiento de los gestores responsables y del organismo supervisor. Renegociación de los créditos. Revocación de la reforma constitucional que, en nombre de la estabilidad presupuestaria, establece como prioridad absoluta del presupuesto el pago de la deuda. Mantenimiento de los empleos en el sector. No a los rescates bancarios. No al memorándum de condiciones de la UE.

 

45. EN DEFENSA DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS. NO A LOS RECORTES, vengan de donde vengan. Ni recortes ni privatización, mantenimiento, ampliación y mejora de los servicios públicos. Acceso universal y gratuito a los servicios públicos (sanidad, educación, dependencia, justicia,…) de todas las personas, con o sin papeles. Ampliación de las plantillas en Sanidad, Educación, Ciencia y Servicios Sociales hasta cubrir las necesidades reales, garantizando que no se produzca ninguna clase de discriminación. Puesta en marcha de un plan en el sector público en los ámbitos social y productivo, con el objetivo de crear puestos de trabajo estables y de calidad. Retirada de todos los conciertos con empresas privadas en todos los servicios públicos en cualquier nivel de la Administración. Eficacia y eficiencia en la gestión que asegure el aprovechamiento de los recursos y un servicio público de calidad para el ciudadano. Cualificación de nuestros profesionales y una gestión trasparente. Limitación de la actual proliferación de agencias y diferentes entes ligados a lo público. Dotación de los puestos de las RPT´s y unas ofertas públicas de empleo dignas y en consonancia con las necesidades reales. Gestión trasparente y que brinde igualdad de oportunidades tanto a nivel de los usuarios y de la ciudadanía, como a las posibilidades de incorporarse como profesional a cualquiera de las administraciones.

 

46. POR UNA EDUCACIÓN ANDALUZA, PÚBLICA, GRATUITA, LAICA, DEMOCRÁTICA, Y DE CALIDAD. Educación como instrumento de transformación de la realidad, que se sustenta en los siguientes principios estratégicos: Refuerzo del presupuesto. Dotación presupuestaria importante. Ampliación y estabilidad de las diferentes enseñanzas y centros que la imparten: educación infantil, ESO, FP, Enseñanzas de Régimen especial. Articular mecanismos que favorezcan y promuevan la participación real y efectiva de todos los colectivos: alumnado, familia profesorado, instituciones y organismos públicos, voluntariado, asociaciones,… Preocupación por el rescate de la profesionalidad comprometida con el cambio a través de los valores democráticos de la educación. Importancia de la formación. Cambio del modelo de selección de los profesionales de la Educación. Principio de inclusión como eje vertebrador de las enseñanzas de carácter obligatorio. Priorización de los procesos de innovación. Universidad al servicio de una sociedad más justa. Incorporación en el currículo escolar de la educación de igualdad de género.

 

47. POR EL PLENO EMPLEO DIGNO. REPARTO DEL TRABAJO SIN REDUCCIÓN DE SALARIO. Trabajar menos para trabajar todxs. Plan público de creación de empleo dirigido especialmente a paradxs de larga duración, juventud y mujer. Prohibición de los despidos y los ERE’s. Prohibición de las ETT’s y de la subcontratación. Aumento del SMI a 1.000 € e implantación del salario máximo que no podrá exceder de cuatro veces el mínimo. Adelanto de la edad de jubilación a 60 años con contrato obligatorio de relevo. Reducción de la semana laboral a 35 h. sin reducción salarial. Derogación de las reformas laborales antisociales implantadas por los gobiernos de Zapatero y Rajoy. Recuperación y aumento del poder adquisitivo de los salarios. Fin de la precariedad laboral.

 

48. POR UNA ECONOMIA DE ROSTRO HUMANO. POR LA BANCA PÚBLICA. Si gobiernan los mercados no hay democracia. Nacionalización de la banca, cajas de ahorro y los sectores estretégicos de la economía bajo control democrático del pueblo. Creación de una Banca Pública andaluza, ética y democrática, que permita el acceso de personas y familias a los recursos económicos y que oriente la inversión al interés general. Devolución a Andalucía de Cajasol y Cajasur. Autogestión de empresas recuperadas al capital. Reforma agraria que expropie los latifundios, fomente el cooperativismo, la agroecología y la soberanía alimentaria. Modernización y humanización de sectores estratégicos: agroalimentario, energético y turismo. Rechazo del Acuerdo Transatlántico de Libre Comercio (TTIP), cuyo objetivo es aumentar el poder de las multinacionales, y que se viene negociando entre Estados Unidos y la Unión Europea. De entrar en vigor los privilegios de las multinacionales alcanzarían estatus de ley y dejarían a los gobernantes sin ningún margen de maniobra, siendo además impermeable a las alternancias política y a las movilizaciones populares, se aplicaría por las buenas o por las malas. Con este tratado las empresas se encontrarían en una posición tal como para poder oponerse a las políticas de salud, de protección del medio ambiente o de regulación de las finanzas que se llevan a cabo en tal o cual país, reclamándole a los estados daños y perjuicios ante tribunales extrajudiciales.

 

49. POR UNA REFORMA FISCAL PROGRESIVA. El problema no son los gastos, sino los ingresos. Que pague más quién más tiene. Un sistema fiscal justo, progresivo y solidario basado en el reparto de la riqueza y el trabajo. Control y represión de la evasión de capitales y del fraude fiscal, supresión de los paraísos financieros y de las SICAV. Fuerte aumento de la presión fiscal a las grandes fortunas.

 

50. EN DEFENSA DEL MEDIO AMBIENTE, POR LA SOBERANÍA ENERGÉTICA. Sólo tenemos un planeta. Apuesta por las energías renovables y cambio del modelo energético. Rehabilitación energética de edificios públicos y privados. Regulación del balance neto y del autoconsumo fotovoltaico. No a la fractura hidráulica. Prohibición de la prospección de hidrocarburos en nuestras costas. Prohibición de los transgénicos. Mecanismos públicos que garanticen que el desarrollo productivo tenga lugar en condiciones de salubridad, equilibrio, seguridad y respeto del medio ambiente (ley de costas, cañadas reales, acuíferos, polución industrial..). Denuncia y persecución de los numerosos delitos ecológicos que se están dando en la actualidad, endureciendo las sanciones y exigiendo el cumplimiento de las mismas. Defensa y fomento de los huertos urbanos. Prohibición de instalar ninguna planta nuclear ni almacenes de residuos nucleares. Cláusula social y medio ambiental en la compra y contratación pública. Fomento del consumo responsable, justo y ético. Medidas encaminadas a ajustar nuestra huella ecológica: favorecer el consumo de cercanía, penalizando, incluyendo en el precio de los productos la huella de carbono (transporte). Fomento de la red de transporte público por ferrocarril, incentivando su uso a un precio social. Auditoría pública del déficit tarifario. Transformación de nuestras ciudades y pueblos hacia la movilidad sostenible: peatonalización, transportes públicos y carriles bici. Utilización de tecnologías limpias en los procesos productivos de las empresas. Promover una cultura de responsabilidad para garantizar el equilibrio y la sustentabilidad ambiental. Adhesión a la Declaración Universal de los Derechos de los Animales.

 

51. POR EL DERECHO A LA VIVIENDA. La vivienda es un derecho universal, no una mercancía. Declaración del estado de emergencia habitacional en Andalucía. Suspensión y moratoria para todo tipo de desahucios de viviendas habituales. Parque público de vivienda en alquiler para cualquiera que lo necesite. Puesta en uso de las viviendas vacías: ni gente sin casa ni casas sin gente; despenalización de la ocupación de viviendas sin uso. Reforma de la Ley Hipotecaria y de la Ley de Arrendamientos Urbanos. Derecho a la dación en pago de su vivienda saldando plenamente su deuda. Plan de rehabilitación de viviendas. Cese de los cortes de agua y luz domésticos y restablecimiento inmediato de estos suministros a quienes se lo hayan cortado. Erradicación del chabolismo y la infravivienda. Prohibición de productos financieros abusivos y protección a usuarios ante el consumo. Eliminación de cláusulas suelo en hipotecas.

 

52. POR LOS DERECHOS SOCIALES. Primero las personas. Derogación de la reforma del sistema de pensiones del 2011, pactado entre el PSOE, CCOO, UGT y las patronales, así como detención de los planes del gobierno del PP, al convocar la comisión del Pacto de Toledo, para reducirlas más y retrasar más la edad de jubilación. Derecho a la pensión máxima con 30 años trabajados. Derecho a una pensión mínima no inferior al SMI. Por una renta básica social suficiente para poder vivir con dignidad. Eliminación del requisito de las peonadas para tener derecho al subsidio y renta agraria. Seguro de desempleo indefinido para todas las personas desempleadas que carezcan de ingresos propios. Defensa de los derechos de la comunidad LGTB. Defensa de los derechos de las personas con minusvalía o enfermades crónicas. Por unos servicios sociales públicos y comunitarios que trabajen por el desarrollo y emancipación psicosocial de la población vulnerable, abandonado el modelo asistencialista actual por uno basado en la justicia social y el desarrollo comunitario.

 

53. POR LOS DERECHOS DE LAS MUJERES. Sin mujeres no hay revolución. Derecho a la interrupción voluntaria del embarazo de forma libre y gratuita. Acceso a los métodos anticonceptivos y a la educación afectiva sexual. Contra el sistema patriarcal. Colocar en el centro del sistema social los cuidados. Conciliación de la vida familiar y laboral. Igualdad en el ámbito laboral entre hombres y mujeres. Exigimos reconocer, valorar y repartir equitativamente todos los trabajos. Promover relaciones igualitarias y corresponsables en las tareas domesticas y cuidados. Erradicación de la violencia contra las mujeres en todos los ámbitos. Fomentar un nuevo modelo de masculinidad que refuerce relaciones saludables y equitativas entre hombres y mujeres. Reconocimiento como empleo del trabajo desarrollado, mayoritariamente por las mujeres, dentro del núcleo familiar y del hogar y como consecuencia que se aplique los derechos correspondientes a las prestaciones sociales y laborales generadas por el mismo. Exigimos que el estado asuma los costes de los Cuidados. Establecimiento de mecanismos institucionales que garanticen el cumplimiento de los derechos de las trabajadoras del hogar y cuidadoras. Remover todos los obstáculos que impidan la evolución de la mujer en su puesto de trabajo por motivos de maternidad, cargas familiares, edad o físico y, en especial, penalizar a los empresarios que también impidan la evolución de la mujer trabajadora. Ampliación del permiso de maternidad con la opción de compartirlo con la pareja. Incorporación en la prisión de programas de reeducación y rehabilitación de las personas condenadas por casos de abusos y violencia de género.

 

54. EN DEFENSA DE LA DEMOCRACIA. Si hay democracia no gobiernan los mercados. Ninguna reforma constitucional sin referéndum popular. Reforma de la ley electoral. Derecho de autodeterminación de los pueblos. Abolición de la monarquía. Alto a la corrupción. Investigación independiente y a fondo de todos los escándalos de corrupción (Gurtel, ERE’s, Barcenas, etc). No a la criminalización de la protesta y la resistencia social. Fin de la represión contra jóvenes, sindicalistas o manifestantes. Basta de montajes, multas y juicios contra quienes sólo defienden sus derechos. Eliminación del régimen FIES y del aislamiento penitenciario. No a la llamada «Ley de Seguridad Ciudadana», a la videovigilancia y a toda la legislación represiva. Derogación de una «Ley de Partidos» incompatible con cualquier democracia. Disolución de la Audiencia Nacional. Depuración de responsabilidades de todos los implicados en casos de represión o tortura. Libertad para todos los presos por razones políticas y amplio indulto para los presos por razones sociales. Separación real entre Iglesia y Estado. Disolución de las unidades especiales antidisturbios.

 

55. POR LA PAZ Y EL ANTIMILITARISMO. Por una Andalucía de Paz, sin bases ni escudo antimisiles. Desmantelamiento de las bases de Rota, Morón y Gibraltar. Salida de la OTAN. Drástica reducción del gasto militar. Disolución de la Legión y de la Guardia Civil. Alto a las intervenciones millitares. No al escudo antimisiles. Desnuclearización del Estrecho de Gibraltar. Fuera ejércitos del sistema educativo andaluz. Reconversión civil de las fábricas de armas en Andalucía. Fuera instalaciones militares de los núcleos urbanos. Programas de cooperación internacional y educación al desarrollo, con criterios de solidaridad social, especialmente con el Norte de África. Desmilitarización del territorio andaluz (Legión en Ronda y Almería, INTA en Huelva, maniobras navales, etc.). Reconversión, sin costes, de instalaciones militares a usos civiles. Control público de las emisiones que propagan, inducen o justifican la violencia en sus distintas formas (hacia la mujer, hacia otros países, hacia otras culturas, etc).

 

56. POR UNA CIENCIA Y TECNOLOGÍAS AL SERVICO DE LAS PERSONAS. Aumento de la financiación pública de la ciencia, contra la precariedad y por una carrera profesional digna y estable, democracia interna y gestión transparente de los recursos científicos, por una ciencia crítica, no ajena a las necesidades e inquietudes sociales. Promover la apropiación social de la ciencia y la tecnología, garantizando el acceso equitativo a las mismas, la formación de una cultura tecnológica y sus usos con sentido humanista, colectivo y comunitario. Promover la independencia y la soberanía científica y tecnológica, especialmente Tecnologías de Información y Comunicación. Fomentar las condiciones para la recuperación y desarrollo de tecnologías por parte de los trabajadores y aplicarlas en condiciones concretas en que su utilización es adecuada. Garantizar la actualización tecnológica de todo el aparato productivo.

 

57. NINGUNA PERSONA ES ILEGAL. Por el respeto de los derechos de los trabajadores y trabajadoras inmigrantes. Por el cumplimiento de los convenios laborales también con los trabajadores en situación administrativa irregular. Contra la valla de la vergüenza de Melilla y por el derecho a la plena participación política. Cierre de los CiE’s. Regularización de las personas inmigrantes que viven en el territorio español. Derecho a la Ciudadanía Universal.

 

ImprimirCorreo electrónico