Catalunya: contra el 155, libertad presos políticos


DECLARACIÓN
La CUT exige la libertad inmediata de los consellers encarcelados

 

 

DECLARACIÓN DE LA CUT 

Ante los sucesos que están ocurriendo en Catalunya, la CUT una vez más quiere manifestar a la opinión pública su firme compromiso de apoyo a la derecho que tienen los pueblos a decidir libremente su futuro.

 
El pueblo catalán, pese a la represión del Gobierno Rajoy, pudo manifestar su voluntad de convertirse en un estado independiente el pasado 1 de Octubre. Ese mandato fue corroborado por el Parlament que declaró la república catalana el pasado 27 de octubre.
 
Desde el soberanismo andaluz de clase entendemos estos hechos como el mayor episodio de ruptura con el postfranquismo y su legado, el régimen del 78, que blindó mediante la actual Constitución Española la unidad de España y la monarquía heredada del franquismo.
 
Por todo ello, la CUT exige respeto a la decisión democrática tomada por el pueblo catalán y sus instituciones. Exigimos el respeto a las vías unilaterales de los pueblos para definirse a sí mismos. Este es un derecho que exigimos también para Andalucía y que vamos a disputar en las movilizaciones del 40º Aniversario del 4 de Diciembre de 1977.
 
Saludamos y reconocemos, por tanto, la República catalana y a sus instituciones y rechazamos la represión que ejerce el Estado español. Enviamos todo nuestro apoyo y solidaridad a las instituciones democráticas catalanas y a todos los cargos del Govern y del Parlament, legítimos representantes del pueblo catalán, encarcelados y perseguidos por la justicia española. En este sentido, exigimos la puesta en libertad inmediata de los siete consellers  encarcelados así cómo de los presidentes de Omniúm y ANC.
 
Denunciamos la aplicación del 155 puesta en marcha por el bloque reaccionario formado por el PP, el PSOE y Cs que sólo buscan fortalecer al Estado español como cárcel de pueblos y coartar la voluntad de las naciones sin estado que quieren decidir libre y democráticamente su destino.
 
Asimismo, no podemos compartir las posiciones equidistantes de la izquierda española poniendo un signo igual entre verdugos y víctimas. No puede haber ruptura con el régimen si el miedo mediático y el electoralismo determina la posición política.
 
Declaramos que cualquier proyecto político para el Estado español, será plurinacional o no será. La plurinacionalidad comporta un diálogo de legitimidades y la responsabilidad compartir el poder político en aras de un proyecto plural de encuentro de naciones. Esta compresión plurinacional que exigimos en el marco de ruptura con el Estado lo exigimos también en el seno de las fuerzas políticas que componen el movimiento plural por el cambio.
 
Cuando estamos ante el mayor empoderamiento de un pueblo, en este caso el catalán, que desafía a un régimen heredado de la dictadura franquista para ejercer sus derechos y poner en valor su identidad, no caben las dudas. Hay que estar con los de abajo, con los pueblos, frente al poder estatal y de la UE y contra la derecha económica y política que lo sustenta.

Imprimir